Skip navigation

Monthly Archives: enero 2009

estamos aquí parados.
es la estación de la alergia.
alergia a todo, de todo,
de mi, de ti, a nosotros.

no pensamos, nos sentimos mejor así,
puestos, drogados, locos, entusiasmados.

es la gota que hunde el barco,
algo que escribes y tiene sentido,
¡joder!, ¡tiene sentido!
al menos para mi.

letras y más letras,
que no llenan, no me llenan,
no pueden completar el vacío que me falta.

algo que has dicho
y la magia se dispara,
sin saber como hemos llegado a esto,
no necesito nada más de ti.

no me importa,
como lo alcanzamos,
simplemente,
lo hicimos.

y follamos aquí,
y allí,
en tu escalera,
con tu pelo
y mis marañas.

simplemente,
lo hicimos
y así…sin más,
sí, así.

¿salimos? empezamos.
y esto es una nueva curva,
cada día un año nuevo,
otra ocurrencia.
otra, otra y otra.

cruza, pasa, y te veo.

sale el sol tantas veces…
yo estoy tan drogado,
me muero, me odio,
sopla la tarta, pide tres deseos.

me suplico:

-por favor, no te mires más,
no te enfades tanto.

nunca hice nada.
no quise, de verdad que nunca nunca,
pero, ¿por qué dura tan poco?

se desgasta tan despacio…
y yo me quedo solo con mi espejo,
el cabronazo de delante,
el de siempre.

la-vieja-final2

ogt sida + no-do

jim1

ogt sida + no-do

me corro mi vida,
ya llego.
me corro amor,
todo sobre tu cara.

que no tenga que ser yo
quien limpie tu linda lengua.
que cada uno aguante lo suyo,
que Cupido se arranque las alas,
limpia de porquería tus mejillas.

adoro este paisaje,
la nieve, su color,
atiende, se derrama la lefa.

espera, que nadie te diga nunca.

“yo no existo, soy un fantasma”.

una nube estaba triste y
ha escupido a los cristales.
el paisaje se dispara por las nubes,
las ruedas del coche explotan de infarto.

joder, te necesito.
pásate y nos enrollamos,
nos liamos entre sábanas intactas.

una niña se ha perdido en los grandes almacenes…
todo va tan despacio,
me parto en dos,
al menos lo intento.

y si de repente me entra la flojera,
abrázame, abrázame muy fuerte,
no corras que vomito.

ahora llueve con ganas,
y a mi se me caen dos lagrimones,
tu no te enteras,
menos mal,
ya llegamos.