Skip navigation

dónde Dios desciende del trono,
se convierte en relámpagos.
me ajusta su corona,
de musgo y de palo,
de laurel y una paloma,
ocho velas verdes,
catorce rosas secas,
dos manos disecadas,
y el plomo de una bala.

como lloraba el sabio,
cuando en aquel caladero
escuché su sombra perderse.

como lloraba la puta,
y las niñas que orinan en sueños,
como lloraba el árbol, Madre,
como gemía el pulpo.

por el camino de los pájaros,
sobre sus pequeños esqueletos,
Madre, como lloraba el sapo.

Cristo se convierte en 3 puntos sin cabeza,
su cuerpo se hace de letras,
y en el mes de Septiembre muere en mi cabeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: