Skip navigation

Monthly Archives: octubre 2008

quisiera estar siempre contigo,
me gusta tu cuerpo, tu espíritu y tu ropa,
pero, ¿ves esa fila que avanza en la estación?
te dije, ya te dije,
que yo, ay que yo era uno de ellos.

Anuncios

“un cañón, para volar hasta el espacio”

el jefe de la luna acoge en su regazo al feto malparido,
lo dispone sobre el frío altar de ónix,
y con una brizna de hoja de jade le siega la garganta.

-como canta el urogallo,
en su fiebre de vidrio y hojalata,
con el miedo de la bala perdida
y la suerte maldita de la balanza.

vienen en formación,
despellejando niños que gritan,
los gusanos a mi garganta.
le cortan la lengua a los pordioseros,
y a los animales castrados
les besan las patas.

hay madres que amamantan
con los  ojos tapados,
el rey de los 1.000 años ruega por todos ustedes.

-como canta el niño-cuervo,
en su nido de hojas de plata,
igual que cruje el cristal roto.
y dentro de su espejo de agua,
ya bosteza la mañana.

dónde Dios desciende del trono,
se convierte en relámpagos.
me ajusta su corona,
de musgo y de palo,
de laurel y una paloma,
ocho velas verdes,
catorce rosas secas,
dos manos disecadas,
y el plomo de una bala.

como lloraba el sabio,
cuando en aquel caladero
escuché su sombra perderse.

como lloraba la puta,
y las niñas que orinan en sueños,
como lloraba el árbol, Madre,
como gemía el pulpo.

por el camino de los pájaros,
sobre sus pequeños esqueletos,
Madre, como lloraba el sapo.

Cristo se convierte en 3 puntos sin cabeza,
su cuerpo se hace de letras,
y en el mes de Septiembre muere en mi cabeza.

I.

y hasta las tarántulas te besarán la frente
cuando yo me halla marchado,
y cuando me halla hecho de nudos
yo te escribiré un poema de amor,
y cuando Dios se halla marchitado
yo limpiaré su aliento,
yo recogeré su hedor.

¿y quién te cantará una canción de Cuna,
cuando los huevos de araña que esperan dormidos
despierten y se esparzan por tu boca?

¿y quién confunde aquí el lenguaje de signos?
¿dónde se mezclan las voces y terminan haciendose de minutos?
¿y qué será de mi cuando esté relleno de madera?

¿y quién renacerá si la tierra está ya seca?

¿y quién reinará en ti? o mejor, ¿quién reina sobre mi ahora?

II.

me pudro cada amanecer
cuando reapareces
con tu máscara de iguanas,
y de verdad que me pudro
todas las mañanas
cuando te veo renacer.

y me tumbo de lado
por no poderte ver,
y me siento yo de lado
con tal de que no coincidamos.

y el sistema métrico
cuando conquistemos Marte
de verdad que no tendrá sentido.

y tú no sabrás que decir
para que podamos estar juntos
y me deje yo hacer,
de verdad que no tendrá sentido.

morirme en tu pecho de rosas,
cada noche mojo la cama,
porque en serio no te quiero ver,
y de verdad que muero a todas horas,
cuando tú con tu puño,
y yo bien jodido, te veo renacer.

III.

cuando se me acaben las plumas
y ya no pueda explicar que coño pinto yo aquí,
me marcharé por donde vine
y al útero de dónde yo nací,
volveré y me secaré en células blancas,
y mi cuerpo será de la nada.

mis ojos brillarán de color agujero negro,
me fundiré con el frío inerte,
y una ráfaga de acero
me agarrará por los tobillos,
y será mi guía hasta el infierno.

y mis entrañas serán para los peces
que nadan con los ojos vendados,
y tu cara viva en mi recuerdo
será pasto de las llamas.