Skip navigation

Monthly Archives: junio 2008

los astros no tienen necesidades,
y las formas geométricas han dejado de tener sentido.

han perdido su nombre,
su forma,
seguro que alguien lo andaba buscando.

no te puedo decir por qué el sol
no proyecta sombra sobre el suelo,
pero sí que algún día dejará de
dar luz a cambio de nada.

y entonces,
esos días,
cuando lleguen,
nos quedaremos todos secos,
solos y tontos,
locos.

no existirá el concepto de nada o todo, algo.
y así las aristas no tendrán cabida,
ningún nexo que las una, las sujete
a nuestra imaginación,
o al mundo real, al tanginble
con las yemas de los dedos.

y los sentidos, como todo,
morirán.

¿está todo el mundo en su asiento?
cada uno con su número, por favor
la película comenzará en breves momentos

-si, ayer desvirgué a una punki

todo sangre, membrana de himen, leche, las sábanas,
leyes quebrantar,
muros que sostengan lo poco que me queda de suerte,
que lo juzguen, lo impregnen de tu esencia
perfume, romero, azahar.

-y no recuerdo nada,
no cuento con nadie,
ni siquiera contigo ya.

[demasiadas sustancias pasaron anoche por el túnel laríngeo]

necesito que me redirijas
hacia tu estómago
inmutable, corrompido
muerto de risa

-me odio cuando cambio

desmejorado con frecuencia

APLAUSOS

.

juzgar, juzgar, juzgar.

.

hartedemierdamecagoentuputamadresocabron, decadente

mi reflejo se siente distorsionado
cuando se mira através de los cubiertos

estúpido, sinsentido, desmembrado

nada que asimilar,
las cosas aquí funcionan de distinta manera

puedo dibujarte un cono o un cilindro, ¿qué prefieres?
37 puntos de luz distintos,
algunos muy tenues,
convierten mi hora del sueño en un puto susto

puedo describirlo todo a la perfección,
de memoria,
tan exacto…

un transtorno de blues acelerado,
através de la periferia de la pupila
y sus manías

un claro ejemplo de descompás,
es tiempo de arañar techo y pared,
sábanas repliquen.

no sé por qué sigues llorando
si acabamos de meterle fuego a la noche granaína
si cada vez que nos desbocamos
creamos un ciclón con nuestros tacones,
nogales, árboles derrumban

pisadas, huellas, pasos
agigantados

nuestra memoria respladece
a la luz de las luciérnagas

[ ¿nos las comemos? ]
te podría enseñar algo…

somos dos polillas buscando la sombra de un fantasma
la nevera esta vacía
se encargaron bien de arrasarla

y tu ojos, los zafiros

siguen persiguiendo sueños
en busca de  amapolas

todo se muere tan rápido
¿por qué?

I.

sonrisilla que me acaba quemando
cansado
de andar
solito

me suenan tus pestañas,
creo que vi ayer unas iguales

-si, clavaditas, valla.

el festival de la risa y de la acción
el perro que se muerde la pescadilla
la serpiente se come al cuento
el puente roto del naufragio
necesita que lo miren para sentirse lleno por dentro
tan ápatico al exterior/extasiado. mandíbula rota.

la sueño,
como un montón de bragas sucias, y resbalar
por las cortinillas de mi cabeza
comermeme tu entrepierna
un saborcillo a pintura dulce

despreciabe
disponible
¿pillo a algun héroe de guardia?

cuando te vengas a mi casa a dormir
los dos brincaremos como perros

quemando cucharas
para hacernos creer que nos sentimos mas libres
aliviados

joder, ocultos tras un biombo, cretinos
quemados
puestos hasta el culo

ya ves, historias de mi generación,
la “tierna edad sociópata” :
-quiero matar a mi padre
con un gemido de cacerolas.

tirarme por todas la calles
y hacer un ruido inmenso
tirandote piedras a la ventana
y que tu no me oigas

derretirme la piel en cada intento,
abrasarme los pelillos,
romper todas la puertas,
avasallando perros
aniquilando sentimientos
patillas de paloma rotas, sus propios excrementos las parten.

arrancarme las amigdalas a tirones
desgarrarme las entrañas
mearme en tus macetas

lagrimillas de postín,
son falsas, ¿no te das cuenta?

no voy a morir de forma cualquiera,
como un amante de los 27,
no quiero ser una absurda leyenda
a la que yo mismo acabe alagando

amablemente, entono elogios,
gruñidos ásperos
en clave de sol, un sentimiento,
frío como la nieve
mi carne está muerta,
fluidos vibran.

II.

soy un puto aparejo de pescar,
fabricado con neumáticos y nervios,
manojo de canela en rama,
en mi mano arden papel y tinta,
borrones de miserias.
¿las heces?,  plumilla.

¿no me crees capaz?

III.

me aburro,
cuéntame historias
de nuestros chicles

mastiquemos cristales
diles que regresen,
nuestros mitos

IV.

atravesaré un planeta, y otro,
violando cada atmósfera,
en un hiato de palabras.

revolución interina, el éxtasis de los globos,
banderillas, venas, arrasar con todo.

y describir cada mentira,
describirla ciegamente
recordar todas las caras,
tambien las de los sueños

unas coplas en papel y chocolate,
un viaje extraordinario a traves de los 5 sentidos.

[un portaviones va dar a luz un vertido]

¿podrías atravesar todas las capas de la estratosfera sin contagiarte?
¿¿sin llegar a sentir nostalgia por volver??

V.

fuera del perímetro marcado,
nadie alimenta a crías de  distinta especie,
el humo a creado una pared tan espesa que realmente sobrecoge,
se agotaron las estrellas,
nadie cuida de bebes abandonados,
deshauciados por sus madres.
abolidos, extraviados.

¿podemos rectificar los errores?
sin contradicciones,
ni cascabeles ni veneno.

más allá del perímetro señalado,
permitido,
nadie cuida del rebaño.
más allá del perímetro autorizado,
las monedas solo saben caer de canto.

un desfile de niñas malcridas,
cerca del la verja con espinas,
una legión de clavicordios que se oxida de la pena.

lejos del perímetro delimitado,
nadie diría que avanza el aire.

sucesos extraños por todo el camino
nos quedamos los dos, bien dormidos
un muerto que tirita, hace frío.

nos fuimos alejando, esquina y esquina,
y en los límites de perímetro abandonado,
se gastaron mis caricias.

VI.

no hay nada más que queramos aprender
sólo pienso en dispararte y atravesar
tu corazón con un manojo de dardos infectados

partir, en un viaje sin precedentes de mescalina,
penetrar al sol, follármelo, abrasar tus pechos azules,
remover nuestra mierda con una rama.

quiero poseerte,
no pretendo que formes parte de mi colección
alfileteros y agujas

disequémonos,  rellenos de algodón

tenemos tiempo hasta que nos durmamos profunda.

VII.

de verdad que no quiero saberlo,
ni me importa, ni me preocupa
como te sientas

todo lo que cae en ese pozo,
de seguro se convierte en oro

y de esbozos estoy ya hasta el mismo culo

.

harteinculto.hartedecandente.harteinsulso

alfileres como complemento a tus ojos y por cortesía volverme loco,
encerrarme con mis pinturas, un par de lienzos,
y pintar con odio,
para ti, contra ti, cada vez más fuerte, profundo, visceral.

si al amor se lo regalo todo, a la traición le pido una revancha, estoy dispuesto, juro venganza.

hasta la línea recta, una medalla, plata,
mi segundo premio :

“si esto te hace daño, si te puedo hacer sufrir,
ha servido para algo, al menos para mi”

sólo recuerdos sus ojos, parte de sus brazos,
no necesito más, un par de borrones de tinta, pequeños detalles.

harteinculto.